martes, 12 de enero de 2010

Los archienemigos de la piratería: Spotify y Voddler

Los que me conozcáis, seguro que me habéis odio mencionar de alguno de estos dos nombres y es que, sin dudarlo, tanto Spotify como Voddler son dos programas que, aunque parezca imposible, puede acabar con la piratería. Para quienes no lo conozcan, Spotify es un programa en el que puedes reproducir música de forma gratuita y legal, mientras que Voddler es lo mismo, pero con películas.



Ambos programas son totalmente legales y permiten al usuario (que necesita un invitación para registrarse) escuchar discos enteros que van desde los artistas más conocidos, pasando por los clásicos, hasta las composiciones de las bandas sonoras. Me voy a centrar mas en Spotify, ya que Voddler es un programa que, actualmente, no está disponible en España; Spotify sí.



Bien, ¿qué negocio tiene Spotify? Al igual que la televisión gratuita, Spotify emite de vez en cuando anuncios publicitarios (como si fueran cuñas de radio) en la versión gratuita; sin embargo, en su versión de pago (9 euros al mes) te da acceso a descargarte los discos que quieras, reproducirlos en modo offline (así es, requiere conexión a internet) y fuera de territorio nacional. Hemos hablado mucho estos días de publicidad y, sin duda, es el beneficio que tiene Spotify sin contar con los usuarios Premium. Otra pregunta es ¿por qué las discográficas acceden a reproducir sus productos de forma gratuita? Evidentemente, la discográfica se lleva un porcentaje (por derecho de autor) y el otro se lo lleva Spotify. Actualmente, el reproductor gratuito de música es uno de los programas más utilizados en nuestro país y es, en cierto modo, la competencia de MySpace, ya que muchos artistas mostraban de forma gratuita sus canciones en esta página.


Spotify tiene éxito porque la gente no quiere pagar por un CD o por una sola canción. La mayor parte del público escucha el single de un artista y no está dispuesto a dejarse 17 euros en un disco del que solo conoce una canción. Por esto mismo, han aparecido soluciones como Spotify en las que, sin duda, todo el mundo sale “beneficiado”. La gran pregunta es ¿será siempre Spotify gratuito? Hasta hace unos meses sólo estaba disponible la versión Beta, es decir, solo unos poco usuarios (a través de invitación) pueden acceder al programa; sin embargo, ya se ha habilitado la invitación gratuita y libre en la página web oficial. Todo depende del número de personas que paguen el Premium: si la mayor parte de los clientes de Spotify son Premium, posiblemente, acabe siendo de pago, pero… ¿a alguien le importa tener acceso a toda la música que se quiera por escuchar publicidad de vez en cuando? Por mi parte no.



Para finalizar, decir que Voddler es un producto muy, muy prematuro; apenas tiene 8 meses de “vida” y, actualmente, solo está disponible en Suecia (ya que pertenece a este país). Soy de los afortunados que han podido disfrutar el programa y aún tiene que madurar y expandirse (la velocidad de carga de películas es bastante lenta y, evidentemente, el único idioma disponible es el inglés; asunto que dificulta su distribución en España). Sin embargo, le auguro el mismo futuro que Spotify y, sin duda, es posible que se convierta en los “videoclubs” del siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada